Lubricantes

Los lubricantes que son Los lubricantes es el elemento encargado de suplir humedad natural a la zona íntima. Se usa para simplificar las relaciones sexuales, aunque también tiene múltiples utilidades. La sequedad vaginal puede mitigarse con el uso de lubricante, que se puede ver alterada por distintos motivos como el embarazo, la menopausia, la lactancia, el puerperio y el ciclo menstrual. Hay tratamientos y medicaciones que también afectan la lubricación. En conjunto al preservativo, los lubricantes, según la Organización Mundial de la Salud es un producto adecuado para prevenir embarazos no deseados y las enfermedades de transmisión sexual. ¿Por qué usar el lubricantes? En torno al ámbito erótico, son adecuados para que los encuentros, tanto en compañía, como en soledad, sean más placenteros y seguros. Las propiedades del lubricante permiten que hayan menos probabilidades de heridas y fricciones. Son útiles tanto para facilitar las relaciones sexuales como para aumentar el placer en el proceso. A pesar de que tiene múltiples usos, el más extendido ocupa lugar en el sexo vaginal ya que disminuye las molestias que son ocasionadas por la falta de lubricación natural en el momento de la estimulación. El uso en el sexo anal también es práctico ya que el ano no tiene lubricación natural como sucede con la vagina, por lo que podría llegar a ser doloroso. A parte de esto, en la práctica del sexo oral se ha incrementado el uso de lubricantes por la variedad de sabores que se han introducido por algunos fabricantes. También puede ser usado para trabajar con juguetes sexuales, para dar masajes sensuales y para la masturbación. Los lubricantes durex son unos de los más recomendados, puedes encontrarlos en nuestra tienda, listos para ser enviados a los clientes potenciales que estén interesados en un producto de calidad en torno a los lubricantes. Tipos, usos e inconvenientes de los lubricantes- Cualquier práctica sexual puede estar acompañada de lubricantes. Por eso es necesario que conozcas sus aplicaciones e incompatibilidad. En vista de que la variedad es muy amplia, se hace preciso conocer los distintos tipos que hay en el mercado. En primer lugar, debes conocer que todos ellos son diferenciados por su composición, la cual define su textura, pH, osmolaridad, tiempo de duración, sabor y conjunto de propiedades.  Nos encontramos con lubricantes de base acuosa, de silicona, oleosos, y, dentro de ellos, hay de distintos sabores y efectos. En torno a las contraindicaciones se deben seguir ciertos consejos que serán planteados en este artículo.  Iniciamos con los de base acuosa, que son más ligeros que el resto, más naturales y se absorben de mejor manera, además de ser menos untuosos, en muchos casos son sencillos de retirar. Son los de tratamiento de sequedad vaginal, además de ser útiles en la búsqueda de embarazo en vista a su capacidad de no interferencia con la movilidad de los espermatozoides. Las propiedades hacen que sean los que se evaporan fácilmente, por lo que se debe usar mayor cantidad o reaplicar con mayor severidad que el resto, también se podrían usar con preservativos y juguetes eróticos de silicona sin ningún inconveniente. Otros son los de silicona, son más densos que los de agua y no se absorben fácilmente. Así que tienen cierta ventaja ya que no es necesario que los reapliques para que permanezcan más tiempo en la superficie. Puede usarse en todo tipo de encuentros, pero a causa de su densidad el efecto duradero es utilizado generalmente para el sexo anal o cuando se tiene sexo en el agua. Son adecuados para sesiones de juegos sexuales largas. A parte de esto, tiene compatibilidad con látex y preservativos en general.

Los lubricantes que son

Los lubricantes es el elemento encargado de suplir humedad natural a la zona íntima.

Se usa para simplificar las relaciones sexuales, aunque también tiene múltiples utilidades.

La sequedad vaginal puede mitigarse con el uso de lubricante, que se puede ver alterada por distintos motivos como el embarazo, la menopausia, la lactancia, el puerperio y el ciclo menstrual.

Hay tratamientos y medicaciones que también afectan la lubricación.

En conjunto al preservativo, los lubricantes, según la Organización Mundial de la Salud es un producto adecuado para prevenir embarazos no deseados y las enfermedades de transmisión sexual.

¿Por qué usar el lubricantes?

En torno al ámbito erótico, son adecuados para que los encuentros, tanto en compañía, como en soledad, sean más placenteros y seguros.

Las propiedades del lubricante permiten que hayan menos probabilidades de heridas y fricciones. Son útiles tanto para facilitar las relaciones sexuales como para aumentar el placer en el proceso.

A pesar de que tiene múltiples usos, el más extendido ocupa lugar en el sexo vaginal ya que disminuye las molestias que son ocasionadas por la falta de lubricación natural en el momento de la estimulación.

El uso en el sexo anal también es práctico ya que el ano no tiene lubricación natural como sucede con la vagina, por lo que podría llegar a ser doloroso.

A parte de esto, en la práctica del sexo oral se ha incrementado el uso de lubricantes por la variedad de sabores que se han introducido por algunos fabricantes.

También puede ser usado para trabajar con juguetes sexuales, para dar masajes sensuales y para la masturbación.

Los lubricantes durex son unos de los más recomendados, puedes encontrarlos en nuestra tienda, listos para ser enviados a los clientes potenciales que estén interesados en un producto de calidad en torno a los lubricantes.

Tipos, usos e inconvenientes de los lubricantes-

Cualquier práctica sexual puede estar acompañada de lubricantes.

Por eso es necesario que conozcas sus aplicaciones e incompatibilidad. En vista de que la variedad es muy amplia, se hace preciso conocer los distintos tipos que hay en el mercado.

En primer lugar, debes conocer que todos ellos son diferenciados por su composición, la cual define su textura, pH, osmolaridad, tiempo de duración, sabor y conjunto de propiedades. 

Nos encontramos con lubricantes de base acuosa, de silicona, oleosos, y, dentro de ellos, hay de distintos sabores y efectos.

En torno a las contraindicaciones se deben seguir ciertos consejos que serán planteados en este artículo. 

Iniciamos con los de base acuosa, que son más ligeros que el resto, más naturales y se absorben de mejor manera, además de ser menos untuosos, en muchos casos son sencillos de retirar.

Son los de tratamiento de sequedad vaginal, además de ser útiles en la búsqueda de embarazo en vista a su capacidad de no interferencia con la movilidad de los espermatozoides.

Las propiedades hacen que sean los que se evaporan fácilmente, por lo que se debe usar mayor cantidad o reaplicar con mayor severidad que el resto,

también se podrían usar con preservativos y juguetes eróticos de silicona sin ningún inconveniente.

Otros son los de silicona, son más densos que los de agua y no se absorben fácilmente.

Así que tienen cierta ventaja ya que no es necesario que los reapliques para que permanezcan más tiempo en la superficie.

Puede usarse en todo tipo de encuentros, pero a causa de su densidad el efecto duradero es utilizado generalmente para el sexo anal o cuando se tiene sexo en el agua.

Son adecuados para sesiones de juegos sexuales largas. A parte de esto, tiene compatibilidad con látex y preservativos en general.